COMO ELEGIR LOS ZAPATOS DE NOVIA

 

Elegir zapatos, así en general, no es una tarea nada fácil, pues no se trata solo de elegir un modelo que nos guste y nos siente bien, sino que hay que caminar con ellos, nos tienen que ser útiles para el día a día, para ir al trabajo, para correr detrás del bus y para bailar por la noche. Por ello, chicas, sinceramente, creo que elegir unos zapatos de novia tiene que ser… ¡una odisea! Tienen que ser bonitos, elegantes, estar a la moda, pegar con el vestido y ser cómodos (pues las bodas son largas, se baila e implican estar muchas horas de pie; sobre todo para los novios). En definitiva, no suena muy agradable ir a comprar zapatos de novia y tener todo lo anterior en cuenta. Por ello, voy a darte algunos consejos para que salgas airosa de comprar tus zapatos de novia:
 
Taconazo: yo que soy muy quejica no lo recomiendo para nada, pero una cosa si es cierta, el zapato alto estiliza mucho y si eres una súper woman que aguanta horas y horas encima de unos tacones de 12 centimetros, elige unos buenos tacones y estarás perfecta.
    Tacón medio: ni que decir tiene que una novia puede llegar a pasarse horas en pie el día de su boda, empezando por la ceremonia, en la que los novios suelen estar todo el tiempo de pie. Por ello, y ante las horas que te esperan de pie, los bailes nupciales, los abrazos, la celebración y la barra libre… lo ideal es que optes por un tacón medio que te haga sentir segura en tus zapatos y te olvides de ellos lo antes posible.
 
 
 
 
    Elige antes el vestido: si eliges antes el vestido (lo cual suele ser lo normal, pues es más vistoso e implica más pruebas ante el gran día) te será más fácil elegir después los zapatos, pues la referencia es más que obvia y en función del tono del vestido será muy fácil elegir los zapatos. Puedes darle un toque de color a tus pies con unos zapatos como estos.
 
    La fecha de la boda: es importante optar por un tipo de zapato u otro dependiendo de la estación del año (aunque a veces llueve inesperadamente en verano o hace un día muy caluroso en pleno noviembre; pero esto es muy difícil de prever). Por ello, optarás por un zapato cerrado o tipo sandalia dependiendo de la fecha en la que vayas a celebrar tu boda.
 
 
 
    A medida: si cuentas con el dinero suficiente, y al igual que puedes hacer con el vestido, contar con unos zapatos a medida, que se adapten perfectamente a tu pie… ¡es perfecto! No tendrás problemas con que te aprieten porque tengas el pie un poco ancho en alguna zona. 
 
 
    ¿Utilizarlos después de la boda? Tal vez no sea el punto más importante, pero es una pena comprar unos bonitos zapatos (y normalmente caros) para que solo puedas utilizarlos un solo día. Por ello, si estás dudando entre un par de modelos y uno de ellos te permite pintarlos después y el otro no… ¿no sería más recomendable optar por aquellos que puedes seguir utilizando después del gran día? Volverás a estrenarlos de un color más “ponible” con el resto de tu ropa.
Y para terminar, un consejo: cómpralos con tiempo para que puedas utilizarlos algunas veces en casa y te acostumbres a ellos. Además, así conseguirás darlos un poco de sí e irás muy cómoda con ellos el día de tu boda, pues dejar el estreno para ese mismo día, sobre todo si eres de las que necesita tiempo para acostumbrarse a un nuevo calzado, puede convertirse en un verdadero horror. Aunque, chicas, a cierta altura de la fiesta… descalza se va más cómoda. 

Image and video hosting by TinyPic
**fotos vía pinterest

Ningún comentario todavía

¿Qué te ha parecido el post?

Tu email no será publicado :)

CLOSE
CLOSE