MARIA JOSÉ + ÁNGEL

 

Buenos días!!!

Hace poco que conocí al fotógrafo RUBEN MEJÍAS y me encantaron sus fotos. Sabe captar a la perfección lo que me gusta de las bodas: los sentimientos y los detalles. Por eso, y desde hoy os enseñaré varias bodas captadas por el objetivo de Rubén. Y que mejor manera de empezar que con la preciosa boda de Maria José y Ángel.

La boda la celebraron el 27 de julio, ya que Mariajo vive en Polonia y quería aprovechar la época de vacaciones para poder dedicarle unos días antes a cerrar los últimos detalles y poder hacer un viaje de novios algo más largo, ya que son muy viajeros y querían irse a la lejana Nueva Zelanda.


El vestido lo compró en Pronovias, quería algo sencillo y elegante y cuando se probó el modelo Devesa supo que tenía que ser ese.

Tenía muy claro que no quería unos zapatostradicionales blancos para guardarlos luego en el armario, y como es una apasionada de los zapatos decidió que el gran día merecía unos zapatos especiales, por eso se decantó por unos Jimmy Choo con los que aguantó toda la celebración.
Para el ramo se decantó por unas calas fucsias (color junto con el morado predominante de la boda).

Como complementos eligió unos pendientes y una pulsera estilo vintage, regalo de su madre, y su anillo de compromiso.

Para la peluquería y maquillaje contó con Ana de Magnetique Make Up. Tras conocerla y hacerla unas cuentas preguntas supo dar con un look que le gustó, ya que no tenía nada claro lo que quería hacer con el pelo, el día de la prueba seleccionaron dos finalistas, un semi-recogido (ya que siempre lleva el pelo suelto y no quería verse rara) y un recogido (que al ser un día tan especial tampoco quería verse como a diario). Finalmente, el día de la boda, se decantó por el recogido con el que quedó encantada.

Se vistió en la suite nupcial del Hotel Torrelodones, acompañada de su madre, hermana y una de sus amigas. El novio también se vistió en otra habitación del mismo hotel y decidieron hacer un “first look” en los jardines del mismo antes de salir hacia la ceremonia.

El novio llevaba chaqué de La Trajería y unos zapatos Guy Laroche. Los gemelos y la corbata eran morados de Gucci.

La ceremonia fue civil y un poco atípica, para empezar los novios llegaron juntos subidos en Angie, una furgoneta VW T1 violeta que daba el estilo vintage que les gustaba para su boda. Les acompañaban los sobrinos de Mariajo y la ahijada de Angel, vestidos de lino y con fajines/lazo morados. Se celebró al aire libre y las lecturas fueron la parte más emotiva de la boda, la amiga de Mariajo que les presentó, su hermana, su vecina, y sobre todo las palabras de Angel que hicieron a todos los invitados buscar clínex para secarse las lágrimas.

Las fotos las hizo Ruben Mejías, que supo captar todos los momentos, gestos y emociones y con el que los novios quedaron encantados. El video de la boda decidieron completarlo con entrevistas realizadas por una amiga de Mariajo a los invitados para que contaran sus experiencias con los novios.

El sitio fue amor a primera vista, la finca Los Torreones les pareció muy romántica y con mucho encanto, además les daban la opción de celebrar ceremonia, coctel y banquete en exteriores, que es algo que tenía muy claro que querían hacer.

El banquete fue en el jardín de la finca, el seatting-plan era un mapa gigante y cada mesa el nombre de una de los ciudades del mundo que han visitado.

Los invitados contaron con muchos detalles. A las mujeres les regalaron unos bálsamos labiales naturales y personalizados hechos por “Nubes de Jabón”, a los hombres unas alquitaras de crema de orujo típicas de Cantabria de donde es Angel.

Además repartieron chapas con superpoderes de Mr. Wonderful, alpargatas para que las chicas se pudieran quitar los zapatos y bailar cómodas, pashminas para que no pasaran frío al caer la noche, pai-pais hechos por Mariajo y sus amigas para la ceremonia.

Contrataron a Ana de Magnetique Make up para hacer un Beauty Bar, que fue un exitazo, las chicas retocaban su maquillaje, pero no solo eso, casi todo el mundo se atrevió con divertidos tatuajes, en cara y cuerpo, no se quedó vacío ni un momento.

¿Algún recuerdo bonito? 
Todos. Por emotivo, las lecturas de la ceremonia, la entrega de regalos a los padres (relojes para los padres y una réplica del ramo de su boda junto con una pulsera para la madre de Mariajo). Por divertidos el photocall y disfraces que montó Ruben Mejías, el momento de lanzar el ramo al ritmo de “Single Ladies”, las divertidas fotos con la Polaroid que alquilaron para rellenar el libro de firmas….

Un consejo para las futuras novias 
Sobre todo que disfruten de cada momento que dediquen a la boda, durante la preparación y por supuesto el mismo día, que se pasa volando, y el día siguiente te levantas con ganas de repetirlo.

 

 

Gracias por dejarme compartir vuestra boda en el blog

¿Os gustan los detalles que habéis visto?

 

Image and video hosting by TinyPic
Ningún comentario todavía

¿Qué te ha parecido el post?

Tu email no será publicado :)

CLOSE
CLOSE